¡Quiero ser Big Mama! (Y no morir en el intento). Por: Sugar Mercy

Seguramente una de las cuestiones que me he preguntado siempre es cómo he llegado hasta aquí; como me ha abducido el Blues hasta ser mi filosofía.

Y es que a estas alturas no pensaba yo que algo pudiera transformar de esta forma mi vida y ser el motor de la misma.

Hace tres años que me considero familia de la EBM. Ellos me han enseñado mucho y hemos pasado juntos momentos muy gratificantes en sus Jams, audiciones y cursos intensivos.

Ahora José Luis me pide un artículo para el blog y yo accedo gustosa.

En este tiempo de pandemia no hice otra cosa que leer y escuchar Blues; sobre todo de Divas, de Damas de este género, desde los comienzos, hace ya un siglo hasta nuestros días.

Muchas de ellas me han impactado no solo por sus interpretaciones; sino también por los ovarios que tuvieron de enfrentarse a un contexto social en el que ser mujer y afroamericana suponía pertenecer a los escalafones más bajos de su sociedad. Como homenaje a ellas, a las pioneras del Blues, empezaré esta serie de artículos con Mamie Smith.






¿Qué quién era? ¡La primera Dama del Blues! También la primera mujer afroamericana que grabó un disco en 1920. El talento de esta mujer polifacética (actriz, cantante de Jazz y Blues, directora de orquesta, pianista…), no podía pasar desapercibido.

Sin embargo; fue por pura casualidad. La cantante blanca Sophie Tucker se indispuso y pusieron a Mamie a grabar dos temas … ¡Con una banda blanca! Imaginaos en una sociedad segregacionista qué sentiría esta mujer rodeada de músicos blancos.

Y grabó:

"That Thing Called Love"

https://youtu.be/UB-7TFdHRkA



Y "You Can't Keep A Good Man Down".

https://youtu.be/mw3YyAjfB8I



Pero sin duda el Blues que le llevaría a la fama será “Crazy Blues” grabado el 10 de agosto de 1920.

https://youtu.be/m5YwFm1gvR0



Me fascinó desde que lo escuché. No solo por su música; sino también por su significado. Narra una historia de abandono, de maltrato y de venganza; con esa voz estridente y quejicosa. Genialmente interpretado.

La discográfica vendió 75.000 copias con este tema y pronto vieron el filón.

Abrieron mercado discográfico a los cantantes afroamericanos. Desde ese momento empezó la década dorada de las pioneras del Blues.

Mamie dio el primer paso en el camino, nunca fácil, de los artistas negros en la industria musical. Viajó por Estados Unidos y Europa con su banda Mamie Smith & Her Jazz Hounds. Se retiró en 1931.

Otra versión del Crazy Blues:

La naturaleza me dio el don de la curiosidad; por eso cuando una canción me gusta, intento escuchar varias versiones. Y muchas veces escuchas la misma letra; pero en expresión e interpretación parece una distinta (sin obviar que no puede sonar igual una grabación de hace un siglo a una actual).